Actividades educativas en museos, un aprendizaje más enriquecedor

30.11.2017

La relación escuela/museo es muy estrecha. ¿Quién no ha ido a algún museo fruto de una actividad organizada por su centro educativo? Las visitas a museos ocupan la gran parte de las actividades programadas por los centros, ya que son espacios de cultura donde, muchas veces, se ha hecho una enseñanza mucho más potente que en las aulas.

El Museo Sorolla, como tantos otros, tiene un programa de visitas escolares, para facilitar que los colegios hagan excursiones y que la educación apueste por enseñar, en ocasiones, fuera de las aulas, y con ello ofrecer una docencia más interactiva. Además, ofrecen guisita guiada gratuita para alumnos tanto de infantil, como primaria, secundaria y bachillerato.

Por otro lado, poseen un proyecto educativo para adolescentes llamado "Sorolla entre nosotros", un proyecto en el que colaboran Obra Social "la Caixa" y Fundación Museo Sorolla. Este proyecto pretende que los alumnos no solo visiten un día el museo, sino que vayan un segundo día. Con esto se consigue que los alumnos afiancen aún más los contenidos, ya que el segundo día de visita serán ellos los que sean los propios guías del museo, explicando el contenido a sus otros compañeros.

El museo además, proporciona a los estudiantes una guía de apoyo, en la que se incluye la propia biografía de Sorolla, datos prácticos sobre la visita, así como, propuestas de actividades que pueden realizarse para hacer de la visita y del aprendizaje algo inolvidable para los alumnos.

Las actividades educativas que se realizan en museos son, sin duda, muy importantes para que la cultura, concretamente el arte, llegue a los más jóvenes de forma mucho más divertida y fácil. A pesar de que los museos y los centros educativos, han estado siempre unidos, todavía se podrían establecer lazos más estrechos. Por ejemplo, ayudaría la figura de un mediador que facilite la comunicación entre ambas instituciones.