Entrevista al responsable de una organización

11.01.2018

La danza oriental (más comúnmente conocida como danza del vientre) es una de las danzas más antiguas del mundo, que combina elementos tanto del Norte de África como de Oriente Medio y que se caracteriza, principalmente, por su sensualidad.

A la exhibición y enseñanza de este tipo de danza se dedica el Grupo de Danzas Orientales Hamam. Ubicado en la localidad de El Tiemblo (Ávila), se puso en marcha en el año 2008 de la mano de su directora Patricia Martín Muñoz.

Algunas de las integrantes de Hamam
Algunas de las integrantes de Hamam

Patricia, de 35 años de edad y licenciada en Biología, es una apasionada del baile. Aunque ya había bailado otros estilos, comenzó con la danza árabe como un hobbie que decidió compartir hace 10 años.

Al comienzo de su andadura, el grupo Hamam contaba con tan solo un elenco de ocho bailarinas, mientras que en la actualidad son más de cuarenta. Todas ellas acuden cada sábado al Hogar del Jubilado de El Tiemblo donde se imparten las clases.

Tras 8 años de perseverancia, dedicación y esfuerzo, la asociación sigue creciendo cada año y trabajando en aquello con lo que disfruta: bailar danza oriental. Un baile que requiere de técnica, pero también de pasión y sentimiento.

Sin dejar de lado la docencia, a lo largo de su trayectoria han realizado un sinfín de espectáculos y participado en numerosas galas benéficas y festivales, tanto en la propia provincia como fuera de ella, llegando incluso a cruzar las fronteras del país.

Entrevista realizada a Patricia Martín:

Patricia Martín, directora de Hamam
Patricia Martín, directora de Hamam

P: ¿Cómo es el perfil de las personas que componen el grupo?

R: Contamos con un grupo de unas 44 personas, todas mujeres, que van desde los 4 años hasta la tercera edad. Las clases se dividen en el grupo infantil, grupo juvenil y el grupo de adultas.

P: ¿Qué tipo de elementos usáis para realizar los bailes?

R: Utilizamos alas de isis, que es un elemento muy vistoso y llamativo, velos y abanicos de seda, sables, panderetas, etc.

P: ¿Cuál es el fin del grupo?

R: Es una asociación sin ánimo de lucro, por lo que bailamos para divertirnos y disfrutar, básicamente.

P: ¿Qué enseñáis en las clases? ¿En qué consisten?

R: Les enseñamos lo que es la danza del vientre en sí, es decir, la más pura. Enseñamos la técnica, estudiamos los movimientos del cuerpo por separado y, finalmente, los ponemos en práctica a través de coreografías. Durante cada curso, trabajamos en unas coreografías que luego, normalmente en verano, se exhiben en una actuación.

P: ¿Bailáis exclusivamente danza del vientre o también otros estilos?

R: Hamam se especializa sobre todo en danza árabe, pero también, hemos hecho coreografías de estilo Bollywood o africano, por ejemplo.